▷ GABA (ácido γ-aminobutírico) | Nivo Instituto ®

GABA (ácido γ-aminobutírico)

GABA es el mensajero químico inhibidor más abundante en el sistema nervioso central, demostrándose que el 30 o 40% de las neuronas del cerebro utilizan GABA como neurotransmisor. Las neuronas GABAérgicas se encuentran en el hipocampo, tálamo, ganglios basales, hipotálamo y el tronco encefálico. El equilibrio entre la transmisión neuronal inhibitoria a través de GABA y la transmisión neuronal excitatoria a través de glutamato es esencial para la estabilidad adecuada de la membrana celular y la función neurológica. Se le conoce como el neurotransmisor de la calma y la relajación.

¿Qué es el GABA?

GABA o también conocido como ácido γ-aminobutírico, ácido 4-hidroxibutanoico, ácido oxíbico o GHB, es un aminoácido no proteico que se encuentra presente ampliamente en microorganismos, plantas y animales. Fue sintetizado por primera vez en 1883, y fue conocido originalmente como producto metabólico de plantas y microorganismos.

El GABA natural fue descubierto en el año 1949 en el tejido de la patata. En el año 1950, se encontró en el cerebro de mamíferos por Jorge Awapara, Eugene Roberts y Frankel. Estos últimos descubrieron que esta sustancia se producía a partir del glutamato. Sin embargo, el GABA no fue aceptado como neurotransmisor hasta la década de 1960 después de una gran cantidad de experimentación fisiológica.

La síntesis de GABA en el cerebro de mamíferos se lleva a cabo por la conversión de ácido glutámico a GABA, mediante la acción de la enzima ácido glutámico descarboxilasa (GAD), que es a su vez dependiente del cofactor piridoxal 5’-fosfato (vitamina B6).

Función del GABA.

Esta sustancia es el principal neurotransmisor inhibidor en el sistema nervioso central (SNC) de mamíferos. El GABA actúa como un freno de los neurotransmisores excitatorios que llevan a la ansiedad. Su existencia en el tejido nervioso garantiza el equilibrio entre excitación e inhibición neuronal, un requisito fundamental en la función sensitiva, cognitiva y motora.

Esta molécula actúa en las sinapsis inhibidoras del cerebro uniéndose a receptores GABA (GABAA, GABAB y GABAC) en la membrana de la neurona postsináptica, actuando así como neurotransmisor. Los receptores GABAA abren canales de cloro y son por lo tanto inhibidores de la conducción del impulso nervioso.

Esta sustancia reduce la hiperexcitación de la amígdala cerebral , lo que conlleva a reducir la ansiedad, estrés, miedo, etc.

Este neurotransmisor aumenta las ondas cerebrales asociadas a un estado relajado (ondas alfa) y disminuye las asociadas con el estrés y la ansiedad (ondas beta).

¿Qué ocurre cuando hay falta de GABA en nuestro cuerpo?

Cuando falta GABA en nuestro organismo, las células se despolarizan, lo que puede llevar a convulsiones, epilepsia, insomnio, psicosis, esquizofrenia, depresión, trastorno bipolar e intranquilidad.

La deficiencia de GABA-transaminasa y la homocarnosinosis son enfermedades raras. La deficiencia de GABA-transaminasa es un trastorno autosómico recesivo. Los pacientes pueden presentar convulsiones en el período neonatal; Otras manifestaciones incluyen hipotonía, hiperreflexia, desarrollo psicomotor gravemente retrasado y un llanto agudo.

Estudios científicos sobre GABA.

Múltiples estudios en humanos han determinado que el GABA reduce la ansiedad, estrés, insomnio, etc.

Un estudio demostró que el GABA natural redujo la ansiedad en pacientes y además redujo los valores de cortisol en saliva y cromogranina A (un marcador de estrés suprarrenal). El GABA mejoró las ondas alfa cerebrales, lo que genera un estado de calma y relajación. Otro estudio determinó que el GABA redujo los marcadores de estrés en personas con ansiedad.

Las personas que recibieron GABA natural experimentaron una disminución del 20% en los niveles salivales del marcador de estrés suprarrenal cromogranina A en el punto medio del puente en comparación con los valores iniciales A. Otro estudio determinó que GABA reducía la inmunoglobulina secretora salival (sIgA) en pacientes con ansiedad y estrés.

Contraindicaciones del GABA.

Puede provocar a dosis altas; hormigueos, malestar gástrico y somnolencia.

Hay diferentes tipos de GABA en forma de suplemento, algunos sintéticos y con posibles efectos secundarios dañinos. Debe ser prescrito por un profesional con amplios conocimientos en Nutrición Molecular, Fitoterapia, Farmacia (Medicina Integrativa).

Bibliografía.

  • Allen MJ, Sabir S, Sharma S. GABA Receptor. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020.
  • Jewett BE, Sharma S. Physiology, GABA. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020.
  • Dhakal R, Bajpai VK, Baek KH. Production of gaba (γ – Aminobutyric acid) by microorganisms: a review. Braz J Micro-biol. 2012 Oct;43(4):1230-41.
  • Jorgensen EM. GABA. WormBook. 2005;1-13. Published 2005 Aug 31. doi:10.1895/wormbook.1.14.1
  • Maes C, Hermans L, Pauwels L, et al. Age-related differences in GABA levels are driven by bulk tissue changes. Hum Brain Mapp. 2018;39(9):3652-3662.
  • Li M, Qiu L, Wang L, Wang W, Xin L, Li Y, et al. The inhibitory role of γ-aminobutyric acid (GABA) on immunomodulation of Pacific oyster Crassostrea gigas. Fish Shellfish Immunol. 2016 May;52:16-22.
  • Roth FC, Draguhn A. GABA metabolism and transport: effects on synaptic efficacy. Neural Plast. 2012;2012:805830.
  • Miyazawa T, Kawabata T, Okazaki K, et al. Oral administration of γ-aminobutyric acid affects heat production in a hot environment in resting humans. J Physiol Anthropol. 2012;31(1):3.
  • Yoto A, Murao S, Motoki M, et al. Oral intake of γ-aminobutyric acid affects mood and activities of central nervous system during stressed condition induced by mental tasks. Amino Acids. 2012;43(3):1331-1337.
  • Xu CW, Guo SC, Zheng ZW, Wang QY. Zhongguo Dang Dai Er Ke Za Zhi. 2013;15(2):102-104.
  • Gamma-Aminobutyric Acid (GABA). Alternative Medicine Review Volume 12, Number 3 2007.
  • Liu J, Zhang J, Wang LN. Gamma aminobutyric acid (GABA) receptor agonists for acute stroke. Cochrane Database Syst Rev. 2018 Oct 30;10:CD009622.
  • Lydiard RB. The role of GABA in anxiety disorders. J Clin Psychiatry. 2003;64 Suppl 3:21-7.
  • Möhler H. The GABA system in anxiety and depression and its therapeutic potential. Neuropharmacology. 2012 Jan;62(1):42-53.
  • Cryan JF, Kaupmann K. Don’t worry ‘B’ happy!: a role for GABA(B) receptors in anxiety and depression. Trends Pharma-col Sci. 2005 Jan;26(1):36-43.
  • Kumar K, Sharma S, Kumar P, Deshmukh R. Therapeutic potential of GABA(B) receptor ligands in drug addiction, an-xiety, depression and other CNS disorders. Pharmacol Biochem Behav. 2013 Sep;110:174-84.
  • Filip M, Frankowska M, Sadakierska-Chudy A, Suder A, Szumiec L, Mierzejewski P, Bienkowski, et al. GABAB receptors as a therapeutic strategy in substance use disorders: focus on positive allosteric modulators. Neuropharmacology. 2015 Jan;88:36-47.
  • Abdou AM, Higashiguchi S, Horie K, Kim M, Hatta H, Yokogoshi H. Relaxation and immunity enhancement effects of gamma-aminobutyric acid (GABA) administration in humans. Biofactors. 2006;26(3):201-8.
  • Byun JI, Shin YY, Chung SE, Shin WC. Safety and Effica-cy of Gamma-Aminobutyric Acid from Fermented Rice Germ in Patients with Insomnia Symptoms: A Randomized, Double-Blind Trial. J Clin Neurol. 2018 Jul;14(3):291-295.
  • Kim S, Jo K, Hong KB, Han SH, Suh HJ. GABA and l-theanine mixture decreases sleep latency and improves NREM sleep. Pharm Biol. 2019;57(1):65-73.
  • Ngo DH, Vo TS. An Updated Review on Pharmaceutical Properties of Gamma-Aminobutyric Acid. Molecules. 2019;24(15):2678.
  • Geffen Y, Keefe R, Rabinowitz J, Anand R, Davidson M. Bl-1020, a new γ-aminobutyric acid-enhanced antipsychotic: results of 6-week, randomized, double-blind, controlled, efficacy and safety study. J Clin Psychiatry. 2012;73(9):e1168-e1174.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp