▷ ¿Es Posible Quedarse Embarazada con Síndrome de Ovario Poliquístico? | Nivo Instituto ®

¿Es Posible Quedarse Embarazada con Síndrome de Ovario Poliquístico?

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno endocrino-metabólico que afecta a las mujeres en edad reproductiva. Es un trastorno que se caracteriza por hiperandrogenismo, disfunción ovulatoria y características morfológicas de ovario poliquístico. Afecta a 1 de cada 10 mujeres en edad fértil.

El SOP es una de las principales causas de infertilidad ovárica femenina. Si padeces esta enfermedad, podrías tener dificultades para quedarte embarazada. Esto se debe a que los altos niveles de hormonas masculinas impiden la liberación de un óvulo (ovulación).

Signos y síntomas del Síndrome de Ovario Poliquístico.

Entre los signos y síntomas incluyen;

  • Hirsutismo (exceso de vello corporal). Exceso de vello pubiano, axilar mayoritariamente y también vello en la zona de las mejillas y bigote. Este vello tiene un patrón masculino debido al exceso de andrógenos.
  • Acné (rash cutáneo). El acné consiste en comedones, debido a la acumulación de sebo, provocado por Propionibacterium acnes, debido al exceso de andrógenos e insulina.
  • Alopecia (pérdida de cabello). Pérdida progresiva de cabello en la zona frontal y en la coronilla, con seborrea y caspa (exceso de andrógenos).
  • Acantosis nigricans (piel oscura). Dermatosis que aparece en la nuca y cuello, debido al exceso de insulina.
  • Ciclo menstrual irregular (anovulación y/o anovulación). Ciclos menstruales largos o ausentes, debido a la desregulación hormonal (andrógenos masculinos). Los andrógenos masculinos no están diseñados para crear la ovogénesis, por lo tanto, producen amenorrea.
  • Obesidad centrípeta (patrón masculino). Acúmulo de tejido adiposo en la zona de la cintura y cuello.

¿Puede una mujer quedarse embarazada con SOP?

Cuando una mujer tiene SOP, su organismo sufre una serie de desajustes bioquímicos que puede llevarla a no concebir, pero si se actúa de manera adecuada, puede revertirse ese problema. También se piensa que en muchos casos una mujer con SOP no es fértil, pero esto no es cierto, ¡claro que puede quedarse embarazada!

Sí que es verdad, que cuando una mujer tiene SOP y quiere quedarse embarazada, en la mayoría de los casos debe tomar una serie de medidas que faciliten la concepción y ayuden a hacer del embarazo un período seguro.

Las directrices actualizadas basadas en la evidencia científica en el SOP, recomiendan que el manejo del estilo de vida sea un tratamiento de primera línea, independientemente de los síntomas que se presenten.

Gran cantidad de estudios científicos han demostrado que las mujeres con SOP pueden quedarse embarazadas siempre y cuando cambien su estilo de vida (nutrición) y adopten tratamientos naturales efectivos, evitando la exposición de productos químicos.

An y colaboradores evidenciaron en un estudio, que el grupo de berberina tuvo un porcentaje de nacimientos vivos mayor que el grupo de metformina (p<0.05) y el grupo de placebo (p<0.05).

Wu y colaboradores también confirmaron la asociación positiva entre el tratamiento con berberina y los nacimientos vivos en mujeres con SOP, con un cociente de probabilidades superior a 1 en comparación entre el grupo de berberina versus placebo (p = 0.004) y el grupo de berberina versus el grupo de letrozol (p = 0.001).

Un metaanálisis y revisión sistemática de estudios científicos demostró que NAC era igual que la metformina en mujeres con SOP y mejoraba el embarazo.

Otro estudio demostró que la nutrición asociada a metformina provocaba un embarazo satisfactorio, reducía el aborto espontáneo y las complicaciones. Otra publicación científica evidenció que la nutrición y el uso de plantas medicinales redujo los síntomas y mejoró la fertilidad.

Legro y colaboradores también demostraron que las mujeres que cambiaron su estilo de vida mejoraron su fertilidad y la tasa de nacimientos vivos se incrementó en un 26%. Otra publicación científica reciente ha constatado que los inositoles (MYO / D-CHYRO) mejoran los parámetros bioquímicos, mejoran la ovulación y aumentan las tasas de embarazo en mujeres con SOP.

La nutrición es el pilar fundamental para tratar el SOP de manera efectiva y mejorar así un embarazo. Eliminar cereales, lácteos, pasta, alcohol, patata y demás almidones es esencial para regular la agresión en la bioquímica celular.

Con la nutrición terapéutica y las plantas medicinales se actúa sobre las vías que están alteradas en esta patología. Se actúa en las vías HPA-HPG, NLRP3, NF-Κβ, Gen SRY, Gen c-Fos, P450c17, ROS / RNS, IL-1β, IL-8, IL-4, TNF-α, 5-alfa-reductasa, ceramidas, FoxO1, etc.

Conclusión; Las mujeres aquejadas de SOP pueden quedarse embarazada si optan por cambios en su estilo de vida (nutrición) y utilizan plantas y sustancias naturales efectivas.

Desde Instituto Nivo contamos con las formaciones; Curso Especializado en el Síndrome de Ovario Poliquístico y Curso Especializado en el Tratamiento de la Infertilidad. Donde profundizamos en todo lo hablado en este artículo. Haciendo hincapié en comprender las rutas metabólicas alteradas y su posterior bio-equilibrio con nutrición terapéutica y plantas medicinales. Siempre basándonos en estudios científicos en humanos.

Bibliografía.

  • Greger HK, Hanem LGE, Østgård HF, Vanky E. Cognitive function in metformin exposed children, born to mothers with PCOS – follow-up of an RCT. BMC Pediatr. 2020;20(1):60.
  • Arasu A, Moran LJ, Robinson T, Boyle J, Lim S. Barriers and Facilitators to Weight and Lifestyle Management in Women with Polycystic Ovary Syndrome: General Practitioners’ Perspectives. Nutrients. 2019 May 7;11(5):1024.
  • Artini PG, Obino MER, Sergiampietri C, et al. PCOS and pregnancy: a review of available therapies to improve the outcome of pregnancy in women with polycystic ovary syndrome. Expert Rev Endocrinol Metab. 2018;13(2):87‐98.
  • Løvvik TS, Carlsen SM, Salvesen Ø, et al. Use of metformin to treat pregnant women with polycystic ovary syndrome (PregMet2): a randomised, double-blind, placebo-controlled trial. Lancet Diabetes Endocrinol. 2019;7(4):256‐266.
  • De Leo V, Musacchio MC, Cappelli V, Massaro MG, Morgante G, Petraglia F. Genetic, hormonal and metabolic aspects of PCOS: an update. Reprod Biol Endocrinol. 2016;14(1):38.
  • Rondanelli M, Infantino V, Riva A, et al. Polycystic ovary syndrome management: a review of the possible amazing role of berberine. Arch Gynecol Obstet. 2020;301(1):53‐60.
  • Song Y, Wang H, Huang H, Zhu Z. Comparison of the efficacy between NAC and metformin in treating PCOS patients: a meta-analysis. Gynecol Endocrinol. 2020;36(3):204‐210.
  • Javanmanesh F, Kashanian M, Rahimi M, Sheikhansari N. A comparison between the effects of metformin and N-acetyl cysteine (NAC) on some metabolic and endocrine characteristics of women with polycystic ovary syndrome. Gynecol Endocrinol. 2016;32(4):285‐289.
  • Arentz S, Smith CA, Abbott J, Fahey P, Cheema BS, Bensoussan A. Combined Lifestyle and Herbal Medicine in Overweight Women with Polycystic Ovary Syndrome (PCOS): A Randomized Controlled Trial. Phytother Res. 2017;31(9):1330‐1340.
  • Glueck CJ, Goldenberg N, Pranikoff J, Khan Z, Padda J, Wang P. Effects of metformin-diet intervention before and throughout pregnancy on obstetric and neonatal outcomes in patients with polycystic ovary syndrome. Curr Med Res Opin. 2013;29(1):55‐62.
  • Legro RS, Dodson WC, Kris-Etherton PM, et al. Randomized Controlled Trial of Preconception Interventions in Infertile Women With Polycystic Ovary Syndrome. J Clin Endocrinol Metab. 2015;100(11):4048‐4058.
  • Lim SS, Hutchison SK, Van Ryswyk E, Norman RJ, Teede HJ, Moran LJ. Lifestyle changes in women with polycystic ovary syndrome. Cochrane Database Syst Rev. 2019;3(3):CD007506.
  • Agrawal A, Mahey R, Kachhawa G, Khadgawat R, Vanamail P, Kriplani A. Comparison of metformin plus myoinositol vs metformin alone in PCOS women undergoing ovulation induction cycles: randomized controlled trial. Gynecol Endocrinol. 2019;35(6):511‐514.
  • Roseff S, Montenegro M. Inositol Treatment for PCOS Should Be Science-Based and Not Arbitrary. Int J Endocrinol. 2020;2020:6461254.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp