▷ Antígeno Prostático Específico (PSA) | Nivo Instituto ®

Antígeno Prostático Específico (PSA)

El PSA fue identificado en el año 1979. Es una glicoproteína de 28,4 kDa que contiene 237 aminoácidos., que pertenece a la familia de las calicreínas.

El Antígeno prostático específico o también llamado calicreína 3, seminina, semenogelasa o antígeno P30, es una enzima serina proteasa producida por el epitelio columnar del tejido prostático.

Después de la producción, pasa a través de la capa de células basales, las células endoteliales y las membranas capilares para ingresar a la circulación sistémica. Las proteínas semenogelina y fibronectina son responsables de la consistencia gelatinosa del líquido seminal. A nivel local, el PSA evita la coagulación seminal al descomponer estas proteínas en péptidos más pequeños y, por lo tanto, ayuda a facilitar la impregnación. A medida que los hombres envejecen, la producción de espermatozoides se altera con un efecto adverso resultante sobre el recuento y la calidad de los espermatozoides, lo que afecta la función reproductiva. Sin embargo, la producción de PSA aumenta con la edad. Se cree que este aumento es una adaptación evolutiva que confiere aptitud genética sobre otras contrapartes masculinas.

La Inflamación, infección, trauma, estrés oxidativo y nitrosativo, y la hiperplasia benigna prostática (HPB) elevan transitoriamente los niveles séricos de PSA.

Valores PSA.

De manera aislada el antígeno prostático específico (PSA) carece de sensibilidad como marcador de carcinoma prostático.

Se ha demostrado que el antígeno prostático específico (PSA) en suero, es superior al tacto rectal (DRE) y la ecografía prostática transrectal para la detección temprana del cáncer de próstata. Cuando se emplea un valor superior a 4 ng / ml, las tasas de detección de PSA sérico para el abordaje del cáncer de próstata tienen una especificidad del 91%. En comparación, un examen rectal digital es mucho menos específico, al 59%.

En cuanto a su determinación por medio analítica, se han establecido unos valores entre:

  • 0-4 ng / ml. Valores totalmente normales que no requieren ampliar un estudio diagnóstico.
  • 4-10 ng / ml. Valores de PSA > 4 ng / ml deben confirmarse en 4-6 semanas, tras lo cual valores de PSA > 10 ng / ml serían indicativos de derivación al urólogo para la realización de una biopsia guiada por ecografía. Ante valores confirmados de PSA entre 4-10 ng / ml se aconseja determinar PSA libre y PSA libre / PSA total.Cuando el PSA está entre 4 y 10 ng/ml, es importante calcular el porcentaje de PSA libre/total. Se considera normal si estando el PSA total entre 4 y 10 ng/ml el PSA libre/total es >20% (0,2), y anormal cuando el PSA libre/total es < 20% (0,2).
  • > 10 ng / ml. Valores de PSA > 10 ng / ml serían indicativos de derivación al urólogo para la realización de una biopsia guiada por ecografía.

PSA libre y PSA total.

El ratio PSA libre / PSA total tiene particular interés en el momento de decidir la necesidad de efectuar una biopsia en la zona gris de PSA.

La prueba del porcentaje de PSA libre (%fPSA) es la proporción de la cantidad de PSA que circula libre, en comparación con el total del nivel de PSA. El porcentaje de PSA libre es menor en los hombres que tienen cáncer de próstata que en los hombres que no tienen esta enfermedad.

El PSA se encuentra en circulación formado un complejo unido a alfa-2-macroglobulina (no detectada en los ensayos actuales), a alfa-1-antiquimotripsina (PSA ACT) que es la forma predominante (85%) y como forma libre (PSA libre), que aporta el 15% restante.

Si ese índice PSA libre / PSA total es menor del 20%, habría que realizar una biopsia. Si es mayor ese índice al 20 % no habría que realizar biopsia.

En un intento por mejorar el pobre rendimiento diagnóstico de la relación f / tPSA, se han estudiado otras formas moleculares de PSA; en particular, [-2] proPSA, cuya producción aumenta selectivamente en el cáncer y se asocia significativamente con el cáncer de alto grado (puntuación de Gleason ≥ 7) en la prostatectomía radical. Sobre la base de estos hallazgos, se desarrolló phi. Phi es una combinación matemática multifactorial de PSA, fPSA y [-2] proPSA, que produce un índice de riesgo de biopsia positiva. Intuitivamente, una relación [-2] proPSA / fPSA más alta asociada con un tPSA alto puede sugerir un diagnóstico de CaP clínicamente significativo.

¿La prueba de detección del PSA salva vidas?

El sobrediagnóstico y el sobretratamiento son consecuencias bien reconocidas del uso generalizado de PSA en los procedimientos de detección. En 2014, Richard Ablin, quien descubrió el PSA en 1970, publicó un libro titulado “The Great Prostate Hoax” (publicado el 4 de marzo de 2014 por St. Martin’s Press), hablando de desastres de salud pública y destacando los dos límites principales del PSA: no es específico del cáncer y no distingue el cáncer indolente del agresivo.

El análisis del antígeno prostático específico (psa) no sirve, ni reduce la mortalidad ni aumenta la supervivencia.

Los organismos médicos más importantes del mundo, han demostrado que es una prueba innecesaria, peligrosa, provoca muchos falsos positivos y aumenta los tratamientos agresivos provocando muchos daños y muertes a los pacientes.

Un «majestuoso» metaanálisis, publicado por Cochrane (la evidencia más alta en medicina) sobre 341.342 personas, demostró que el chequeo para la detección precoz del cáncer de próstata no reduce la mortalidad, no aumenta la supervivencia y puede provocar muchos daños por sobrediagnóstico.

Otro metaanálisis y revisión sistemática publicado en la British Medical Journal (mejor revista médica del mundo) en el que se incluyó 6 ensayos clínicos randomizados con un total de 387.286 participantes con un seguimiento medio de entre 4 a 15 años mostró que:

La revisión muestra que el cribado de cáncer de próstata mediante el PSA, con o sin tacto rectal, incrementa el diagnóstico de cáncer de próstata, pero no reduce la mortalidad ni por cáncer de próstata (Riesgo relativo de 0.88, con intervalo de confianza al 95% de 0,71 a 1,09) ni la mortalidad por todas las causas (RR de 0.99, IC al 95% de 0.97 a 1.01).

Otro metaanálisis publicado en la BMJ en 721.718 hombres concluyó: El PSA ni sirve, ni reduce la mortalidad y provoca muchos daños por sobrediagnóstico.

De nuevo, la revista BMJ, publicó otro metaanálisis, donde demostró, que los hombres que no se realizan la prueba del PSA viven más años que los hombres que se realizan dicha prueba. Por cada 1000 hombres que se realizan la prueba del PSA, 180 sufren falsa alarma y biopsias innecesarias.

También la prestigiosa revista JAMA concluye de igual forma: El PSA ni reduce la mortalidad, ni aumenta la supervivencia y da muchos falsos positivos. Es una prueba innecesaria.

La revista europea de investigación clínica reclama que ya es hora de abandonar el cribado de cáncer por medio del PSA, por ser ineficaz y provocar muchos daños a los pacientes.

Conclusión: El PSA no sirve y no debe realizarse dicha prueba.

¿Cómo actuar para reducir los valores de PSA?

Para reducir los valores de PSA hay que actuar sobre la inflamación y sobre el estrés oxidativo y nitrosativo.

Hay que actuar con Fitoterapia y Nutrición Molecular sobre las vías: NF-kB, NLRP3, AP-1, COX, LOX, TNF-α, IL-8-IL12, RIPK-1, C-fos, KLF-6, etc.

Reducir ONOO−, NADPH, O2–, MDA, 4-HNE, etc.

Reducir la enzima 5-alfa-reductasa 2 y su metabolito DHT.

Actuando sobre estas rutas metabólicas en pocas semanas reducimos la concentración de PSA en sangre.

Bibliografía.

  • David MK, Leslie SW. Prostate Specific Antigen (PSA). In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020.
  • Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG). Prostate cancer screening with a PSA test: IQWiG Reports – Commission No. S19-01. Cologne (Germany): Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG); June 10, 2020.
  • Ferro M, De Cobelli O, Lucarelli G, et al. Beyond PSA: The Role of Prostate Health Index (phi). Int J Mol Sci. 2020;21(4):1184.
  • Perera M, Papa N, Roberts M, et al. Gallium-68 Prostate-specific Membrane Antigen Positron Emission Tomography in Advanced Prostate Cancer-Updated Diagnostic Utility, Sensitivity, Specificity, and Distribution of Prostate-specific Membrane Antigen-avid Lesions: A Systematic Review and Meta-analysis. Eur Urol. 2020;77(4):403-417.
  • Brenes Bermúdez FJ. Consensus document on the management and follow-up of the male with lower urinary tract symptoms secondary to benign prostate hyperplasia. Semergen. 2016;42(8):547-556.
  • Ceylan C, Gazel E, Keleş İ, Doluoğlu Ö, Yığman M. Can the Free/Total PSA Ratio Predict the Gleason Score Before Prostate Biopsy? [published correction appears in Curr Urol. 2016 Oct;9(3):162].
  • Ferguson J, Patel D, Atkinson E, Rigsby P, Burns C. Continued provision of WHO International Standards for total and free PSA: Content and commutability of replacement preparations. Clin Biochem. 2019;71:58-66.
  • Ilic D, Neuberger MM, Djulbegovic M, Dahm P. Screening for prostate cancer. Cochrane Database Syst Rev. 2013;(1):CD004720.
  • Ilic D, Djulbegovic M, Jung JH, et al. Prostate cancer screening with prostate-specific antigen (PSA) test: a systematic review and meta-analysis. BMJ. 2018;362:k3519.
  • Tikkinen KAO, Dahm P, Lytvyn L, et al. Prostate cancer screening with prostate-specific antigen (PSA) test: a clinical practice guideline. BMJ. 2018;362:k3581.
  • https://www.bmj.com/content/341/bmj.c4543
  • Martin RM, Donovan JL, Turner EL, et al. Effect of a Low-Intensity PSA-Based Screening Intervention on Prostate Cancer Mortality: The CAP Randomized Clinical Trial. JAMA. 2018;319(9):883-895.
  • Ryu YW, Lim SW, Kim JH, Ahn SH, Choi JD. Comparison of tamsulosin plus serenoa repens with tamsulosin in the treatment of benign prostatic hyperplasia in Korean men: 1-year randomized open label study. Urol Int. 2015;94(2):187-193.
  • Paur I, Lilleby W, Bøhn SK, et al. Tomato-based randomized controlled trial in prostate cancer patients: Effect on PSA. Clin Nutr. 2017;36(3):672-679.
  • Hejazi J, Rastmanesh R, Taleban FA, et al. Effect of Curcumin Supplementation During Radiotherapy on Oxidative Status of Patients with Prostate Cancer: A Double Blinded, Randomized, Placebo-Controlled Study. Nutr Cancer. 2016;68(1):77-85.
  • Lane JA, Er V, Avery KNL, et al. ProDiet: A Phase II Randomized Placebo-controlled Trial of Green Tea Catechins and Lycopene in Men at Increased Risk of Prostate Cancer. Cancer Prev Res (Phila). 2018;11(11):687-696.
  • Cai T, Cui Y, Yu S, Li Q, Zhou Z, Gao Z. Comparison of Serenoa repens With Tamsulosin in the Treatment of Benign Prostatic Hyperplasia: A Systematic Review and Meta-Analysis. Am J Mens Health. 2020;14(2):1557988320905407.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp